“UN NIÑO MUERTO ME CONFIRMÓ QUE MIS VIAJES MULTIDIMENSIONALES ERAN REALES”

acundalini

© contraperiodismomatrix.com

Alvaro-Cósmicar plasma en su arte sus experiencias multidimensionales, en cuadros incomparables.

¡Exclusiva esta historia y método no sale en libros!

HORIZONTE DE LUZ

Nunca olvidaré aquel horizonte luminoso de luz y nubes que se divisaba tras el hospital del Más Allá. Era un mar pero no de este mundo. Vastedad Celestial. A veces el mar variaba y era como un océano de nubes iluminado por un Sol de Ensueño. El hospital, que parecía metálico, flotaba sobre las Nubes. La historia ocurrió en 1992 y fue mi último viaje multidimensional. Han pasado casi 20 años de aquello. Estaba aterrado. Todo parecía real. Es más, todo era real. Pero en aquel sueño lúcido lo dudaba. Desde mi adolescencia aprendí espontáneamente a hacer viajes astrales y multidimensionales. Descubrí de la mano de los dioses que la puerta de salida era la Gran Piña, la glándula pineal. Nadie me creerá, pero todo lo que voy a contar es real. Yo mismo llegué a dudar de que las maravillosas experiencias que tenía cada noche fueran reales. Empezaba a confundir la realidad con el mundo del Más Allá y el mundo de los sueños.

ESCUCHA CÓSMICA LA SUBLIME MELODÍA COPUESTA POR COSMICAR

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=aSE4KVSTV80]

Entraba con facilidad en ese estado. Depuré la técnica y entraba con los 3 pasos. Visité mundos increíbles, planetas prodigiosos, volé por todo el multiverso, vi monstruos y seres ultradimensionales. Algunos días sentía que la realidad se desvanecía.

Por eso aquel día, en aquel sueño lúcido, ascendi al Hospital del Olvido. Estaba triste, confuso. En la tierra no existen los paisajes del Astral. Es algo que supera nuestra percepción, pero es más real que nuestro pequeño mundo en 3D. Parecía un cuadro de Dalí, con un crepúsculo adormecedor, lleno de colores del otro mundo, de brillos que resplandecían, como reflejos en el mar, en toda la plenitud de mi mente. Entonces el niño muerto se acercó. Conocía mis pensamientos y me habló así:

ALVARO PLASMA LO QUE VIO EN MUNDOS DE ENSUEÑO

Dibujos digitales hechos por Álvaro.

PSICOLOR

© COSMICAR

Atardecer y Amanacer a veces se combinaban en algunos momentos de aquel no tiempo, no espacio, plenitud del ser.

EL SEXTO SENTIDO

-Hola Alvaro. Sé como te sientes. ¿Qué hermoso horizonte verdad? y dudas de que sea irreal…

El chico era rubio, con ojos azules, bien parecido. Bello como un querubín. Estaba vestido con ropas normales, pero tenía alguna particularidad. Una de ellas me heló las venas y asustó: tenía la cara con un golpe monstruoso, se veía carne y sangre, como un personaje de El Sexto sentido o como un el protagonista de Abre los Ojos de Amenabar.

Hablábamos telepáticamente. REcuerdo que era un sueño lúcido en el que eras consciente y que había entrado por trance.

Vio que me asustaba. Estaba como suspendido en el aire, como levitando leventemente sobre el suelo. Una aureola de energía recorría su cuerpo como un aura fantasmagórico. Él acertó mis pensamientos:

-Sí, soy un muerto. Morí en accidente a los 16 años en San Sebastian. Mirá como dejó el coche mi cara…

Temblaba y le miraba, pero me daba sensación de paz, de tranquilidad. Impresionaba, pero ya no tenía miedo. Sabía que había venido a darme un mensaje. Los viajes extracorporales me estaban empezando a volver loco, tenía mucha información y llegaba a ellos con facilidad. No sabía que hacer con tanta información y pensaba que igual me estaba volviendo loco. El niño sabía todo eso. Por eso se acercó hacia mi en aquel hospital de ensueño. Era como de cristal, con puertas y ventanales transparentes. El mar se veía en el fondo. Era un mar que cambiaba de color y a veces era azul turquesa y otras veces amarillo. Eran como reflejos de diamantes. No había tiempo y espacio. Me sentía muy a gusto allí, con mi nuevo compañero póstumo. El mundo se había detenido. Allí yo era inmortal. El fantasma del hospital de mis sueños.

-No existe el tiempo y el espacio -musitó el niño- No existe ni siquiera la muerte, aunque yo estoy muerto.

Se oían las gaviotas y la marea crecía en la playa del Ser. Muchas veces se repetía esta imagen en mis sueños. Y veía un cementerio junto al mar.Me veía muerto, paseando en el cementerio. La marea subía y subía….

.¿Tú crees, Alvaro, que por estar muerto iba a dejar de pensar, de sentir?-añadió el niño- Sólo soy un muerto desde tu perspectiva, pero desde la mía sigo siendo un viajero con alma. Este mundo que ves, del que dudas es más real que la vida. De hecho, la vida real es la poesía, el arte , la literatura, los sueños lúcidos como éste, incluso los sueños normales.

EL ATARDECER DEL SUEÑO SE CONVERTÍA EN ETERNIDAD

el amanecer dorado

© COSMICAR

YO SOY TODO

Entonces el ocaso se convirtió en amanacer y entonces percibí en aquel extraño y mágico lugar las sensaciones que se tienen al ver un amanecer. En la clínica de la Verdad la verdad se desparramaba por el horizonte. En el hospital de mis sueños la verdad reverberaba en cada rincón. Algunas de estas frases me vinieron en sueños.

-El multiverso es un sinfin de mundos, pensamientos y realidades -dijo el niño rubio- Ahora vais a dar un salto en la Tierra hacia el multiverso. Estais genéticamente preparados para la visión panorámica multidimensional, sólo que los reptiles os habían mutilado. Todo es uno. El amor es la última realidad. Puede experimentarse aquí, pero sobre todo en meditación, cuando el cuerpo se desconecta del mundo externo y se concentra en el YO SOY ÉL, YO SOY TODO.

LOS MUERTOS SIGUEN EXISTIENDO EN OTROS PLANOS ANTES DE REENCARNAR

Y PUEDEN SER PERCIBIDOS POR MÉDIUMS, SUEÑOS Y SUEÑOS LÚCIDOS

Tal y como ocurría en El Sexto Sentido. El niño rubio levitaba coma la de la película en la foto.

LIMBO

-¿Entonces, donde estamos? -pregunté yo

-En la realidad, amigo mío. Este mundo es tan real como el que tu vives en San Sebastián cada día, como el que vivía yo cuando estaba vivo. Morí demasiado joven.

-¿Y que haces aquí?

- Estamos en el Más Allá, en un túnel en el tiempo. En un poema multidimensional. En el Atardecer del Olvido. Estoy en esta esquina del Universo como un personaje de un cuadro inmortal.¡ Que bello es todo!.Aquí la realidad son los pensamientos, como en tu mundo, pero con más fuerza.

-Estoy confuso -dije- quiero saber si es real este mundo que tan a menudo visito en viajes astrales. ¿Esto es real o me estoy volviendo loco?

-Por eso vine, Alvaro -dijo el niño con voz pausada.

Era un fantasma traslúcido, lleno de luz. Era un vibración cósmica-

“LOS MUERTOS SEGUIMOS PENSANDO Y SOÑANDO…Y SINTIENDO”…

SOY EL HERMANO, DE JAIME EL SURFERO

Entonces me dijo algo que me estremeció:

-No sufras más con esta historia. Estos estados son reales. Déjalos. Si te levantas e investigas verás, que soy real, veras que todo es real. Yo tengo un hermano mayor que tú conoces, Jaime, que hace Surf en San Sebastian . Los dos estreyis unidos en algunas cosas en el mundo pasajero de Mátrix. Fíjate donde está la fiesta ahora. Continúa aquí…

Sonreímos y oímos vibraciones y melodías que no pueden transcribirse al mundo convencional. Las vibraciones telepáticas de nuestra conversación golpeaban en nuestras mentes y un Sol Irreal bostezaba zambulliéndose hacia el Atardecer, mientras las aguas rielaban destellos de Éxtasis. El tiempo parecía haberse detenido. Miré su cara, como gangrenada, destrozada en el impacto. Por momentos voló y luego se colocó en el horizonte, sobre el mar, con las piernas bajo las aguas, pero sin estar nadando. Como en un cuadro de un Dios todopoderoso. Contrastaba con los rasgos perfectos de su rostro ario y sus cabellos rubios, extremadamente brillantes, que se ondeaban levemente con la brisa de la muerte.

- Vine a darte la prueba de quee todo esto es real -susurró el niño- Soy un mensajero de Alba, como tú. Esto es un poético limbo y yo sigo aquí, viajando, buscando mi esencia. Yo también, amigo, estoy en tránsito,pero ya sé el secreto.¿Sabes?, te reveláre un secreto, todos estamos en tránsito. Esto es un caja de pandora de mundos sin fin, creado en la Mente de Dios. Los seres humanos también están de paso. El limbo, el mar, la muerte, son mis amigos en este mundo silencioso…

- La muerte es una creación mental – repitió una gaviota que volaba por allí.

Por unos instantes volamos junto a la gaviota, dirigiéndones hacia el Sol del Ocaso mientras sentíamos la brisa del mar en nuestras almas.Planeábamos llenos de paz. Vi a lo lejos una casa del futuro, iba a a ser mi casa de Estepona. Estaba viendo el futuro. Con el tiempo comprobé que toda la visión había sido real. Mientras volábamos el niño rubio me dijo:

-Incluso este mundo astral es más real que la vida, porque aquí no hay tiempo y espacio y los vivos, los muertos y los artistas nos comunicamos a través del pensamiento.

Me desperté impresionado. El sueño era especial. Dudaba y no sabía si seguía comiéndome el coco. Lo cierto es que al poco tiempo entré en un bar de San Sebastián y vi a un amigo que se llamaba Jaime y que era igualito al niño o de la visión. Entonces recordé todo. Me acerqué a él y le mentí, le dije que me habían hablado de él y que me habían contado que tenía un hermano pequeño.

Su rostro se pusó triste. Bajó la cabeza:

- Sí yo tenía un hermanito, pero murió a los 16 años, un coche le pilló y le destrozó la cará. Murió en el acto.

Pensé en contarle mi historia, pero me tomaría por loco. El corazón me dio un vuelco.¡ Entonces todo era verdad!. ¡Tantos viajes y experiencias y mundos visitados fuera de mi cuerpo!.

SALÍA COMO UN RAYO POR LA GLÁNDULA PINEAL

Aquí comprobé que toda mi odisea mental era real. Creo que todo era impresionante. Conocí muchos mundos y muchos seres, la mayoría positivos. Era como un sueño, pero real. Cuando les miraba a los ojos para conocer sus secretos, me despertaba, no fallaba. Volaba por esos mundos. Me sentía en la cumbre del universo. Escucha, pequeño ser humano, eso eres tú también. Ese mundo lo tienes en tu mente. No hacen falta ovnis o merkabás o vehículos espirituales para volar por el multiverso. No. No hace falta. Nos han ocultado esto. Somos multidimensionales y tenemos capacidas para 12 hélices de ADN. Cuando las activemos, con la llegada del nuevo mundo, podremos viajar todos como viajaba yo.

El Yo fiduiciario, el administrador del Más Allá, será nuestro guía. Nuestro doble Ka. Porque “yo es otro”, com decía el poeta Rimbaud y como reza el saludo maya pleyadiano, IN LAKECH, HALA KEN.

Pronto todos podreís hacer lo mismo que hacía yo. Dejé los viajes astrales porque al final acababas cansado, consumido. A veces entran entidades vampiros a chuparte la energía. O entran a engañarte para controlarte. Son muy burlones. Algunas canalizaciones son así, parecen reales, pero son demonios vampiros. En el mundo de la oscuridad existen muchos seres del bajo astral que son monstruos chupones de energía. Pueden entrar en tí en ciertas situaciones o cuando haces ouija.

nte

Y había espiritus malos, como la niña del exorcista. Una vez vi una entidad negativa, es un Ser que lo que hace es chuparte y llenarte de negatividad, empiezan a dar vueltas y te van descomponiendo. Es acojonante. Te levantas temblando.

Las entidades malas solo las vi en sueños lucidos,en astrales nunca,ellos burlan mas fácil en el estado sueño lucido,en astral nunca vi unomalo, es otro estado difere

Ha veces he soñao con personas que se estában drogando , se les estaba derritiendo la piel y la sensación química que tenía en la lengua se mantenía cuando me despartaba. Todo esto es real.

Sin embargo, conviente practicar estos viajes alguna vez. Sólo para que te cerciores de que no existe la muerte y que el mundo no se acaba en las tres dimensiones. El tiempo es una farsa. Es extirable, se puede multiplicar y viajar a través de él y también a través del espacio. Es increíblemente maleable

EL MÉTODO

1- Tumbarse en la cama, futón. o en suelo duro bocarriba como para dormir y relajarse (de costado también se puede). Si estás habituado en postura meditativa, loto, medio loto, piernas cruzadas o siddhasana también.

2.-El secreto es no pensar en cosas que distraigan tu atención del momento, hay que pensar en el cuerpo ,la cama. Cuando vas a la cama el cerebro se relaja y te duerme. Tú no puedes pensar en cosas que sean ajenas a ti. Si piensas en el congreso, estás fuera o si piensas en tu novia o tu abuela o problemas. No pensar en nada no se puede hacer. Pensar en la situación, que el pensamiento no salga de la cama, pie, brazo, cuerpo .Podrías pensar en el colchón de la cama. Se darán cuenta que no es broma, cuesta. Es difícil.

Entre el paso 2 y 3 ,notas que el cuerpo se va durmiendo de los pies a la cabeza , cosa que no es habitual. Tu cerebro te hace pensar en cosas para que te duermas.

Entonces en ese espacio que se va durmiendo el cuerpo, se pierde el conocimiento durante unos segundos, a los 15 minutos y despiertas en ese estado. Cuando te despiertas es estado lúcido.

3.- Cuando llegues al estado lúcido salir con la mente. Cada uno sabrá hacerlo todo. Tu Yo espiritual te guiará, el yo fiduiciario, administrador. Y te sales del cuerpo.

CONCLUSIÓN:

La verdad es simple y clara, como el paisaje del mar de este artículo: eres infinito, es tu estado natural, cuando asciendas en la evolución y dejes de identificarte con Mátrix. Tienes capacidad para viajar por el multiverso sin necesidad de naves u ovnis. Puedes viajar con tu glándula pineal y será rutinario cuando actives tus 12 hélices de ADN. Kundalini, chackras, éxtasis, mundo astral…todo esto es real, mucho más que nuestro pequeño mundo. No necesitarás televisión, cine, videojuegos ni ataduras mundanales cuando aprendas a viajar dentro de tu yo, con meditación y con viajes lucidos y astrales. La libertad estaba tan cerca, que no la veías, al igual que tu Yo infinito.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.2/5 (61 votes cast)
El increíble mensaje del niño muerto: cómo hacer viaje astral y multidimensional , 4.2 out of 5 based on 61 ratings